Volver a

¿Te da vergüenza decir la palabra “orgasmo”? ¿Te hace sentir incómoda hablar sobre el placer sexual? ¿No sabes a quién preguntarle todas las preguntas que tienes? ¿Has escuchado un montón de mitos sobre el orgasmo y no sabes cuáles son falsos? ¡¡Tranquila!! No eres la única. Por eso hoy queremos hablar contigo de un asunto tan absolutamente natural, humano, deseable y feliz como los orgasmos femeninos.

Recuerda que entre más empoderada estés de tu cuerpo, de lo que le pasa y de lo que te gusta, más fácilmente vas a poder construir relaciones contigo y con los demás que te hagan sentir plena y muy respetada.

¿Qué es el orgasmo?

Un orgasmo es lo que puede pasar cuando llegas a la parte más intensa de la excitación sexual. Es una experiencia que, tanto hombres como mujeres, disfrutan mucho porque la tensión sexual llega al punto más alto y es ahí cuando se libera toda la energía en el cuerpo.

Es un proceso complejo porque involucra músculos, nervios, hormonas y emociones. En el hombre, la gran mayoría de los orgasmos finalizan con la eyaculación, es decir, con la salida a presión de semen. En la mujer también puede acabar con la eyaculación, llamada squirt, pero es más común que termine solo con un estallido de placer.

Por eso, se considera que los orgasmos en los hombres tienen una función evolutiva muy importante: la reproducción. Mientras que en la mujer el orgasmo tiene una sola función: ¡el placer!

Hay algunos estudios que intentan probar que el orgasmo femenino tiene funciones que promueven la fecundación, sin embargo, no son verdaderamente concluyentes y no hay evidencia científica que los respalde.

¿Qué pasa en tu cuerpo cuando tienes un orgasmo?

Todos los cuerpos son diferentes y no todas las personas experimentan lo mismo cuando se llega al orgasmo. Es más, no todas las personas llegan al orgasmo y no todas las personas lo disfrutan. Por eso es súper importante que tengas muy claro que el objetivo de las relaciones sexuales, ya sea sola o con una pareja, no puede ser llegar al orgasmo, sino disfrutarlo, aprender a conocer el cuerpo y tener un momento de intimidad feliz.

De igual manera, sí hay algunas características comunes en todas las mujeres cuando llegan al orgasmo: es normal que tu vagina se ponga muy húmeda antes y durante el orgasmo, que sientas contracciones rítmicas en todos los músculos del cuerpo y que te dé mucho calor.

¿Tener un orgasmo es lo mismo que venirse?

Sí es lo mismo porque hay muchas maneras de decirle al orgasmo, pero Nosotras siempre te recomendamos que llamemos a las cosas por su nombre real. Las personas pueden referirse a él como “correrse”, “venirse”, “llegar” o “clímax”... ¡pero no tengas miedo de decirle su nombre científico y preciso!

Explora tu cuerpo y conoce qué te da placer

Nadie va a conocerte mejor que tú misma. Tú eres la principal encargada de entender tu cuerpo y de saber qué es lo que mejor te hace sentir. Para eso, puedes leer este artículo ¿Qué es la masturbación? para que resuelvas todas las dudas que tengas y se te quiten todos los miedos infundados.

Aprender a llegar a un orgasmo puede tomar tiempo y práctica.

Mitos y tabúes más comunes sobre el orgasmo

Ahora sí. Veamos los mitos del orgasmo más comunes, para saber si son ciertos o falsos y para entender la explicación que los respalda.

  1. ¿Para alcanzar el orgasmo debe haber penetración?: Falso. En realidad, existen muchos tipos de orgasmos y el vaginal es solo uno de esos. La mayoría de las mujeres tiene orgasmos más fácil con la estimulación del clítoris, no con la penetración.

  2. ¿Puedo perder la sensibilidad si uso juguetes sexuales?: Falso. Los juguetes sexuales o la alta frecuencia de las relaciones sexuales o de la masturbación no afectan la sensibilidad ni la capacidad de sentir placer. Es justo lo contrario, los juguetes sexuales pueden resultar muy beneficiosos para la salud sexual y reproductiva. ¿Quieres saber por qué? Te invitamos a leer el artículo Vibradores para mujeres: Respondemos todas tus dudas.

  3. ¿Mis únicas zonas de placer son los genitales?: Falso. Las personas tenemos zonas erógenas mucho más allá de los genitales. El cuello, los senos y las piernas son ejemplos perfectos de que puedes sentir placer sin involucrar tu Zona V.

  4. ¿El orgasmo es imposible mientras se tiene la menstruación?: Falso. Esto no tiene ninguna explicación científica, porque el orgasmo y el flujo menstrual no tienen relación.

  5. ¿Solamente puedo tener un orgasmo en cada relación sexual?: Falso. Las mujeres tenemos la capacidad de tener varios orgasmos en cada relación sexual porque, al contrario de los hombres, no necesitamos un periodo de descanso tan largo después de tenerlo.

  6. ¿El squirt es mentira… solo es orina?: Falso. El squirt es lo que se conoce como la eyaculación femenina, que es un líquido que pueden expulsar las Glándulas de Skene (pequeñas glándulas que rodean la uretra). Este proceso no está necesariamente ligado al orgasmo y no todas las mujeres pueden experimentarlo.

¿Tienes dudas sobre el orgasmo? Consulta con una experta

Todas las dudas que tengas con tu salud sexual, incluyendo los orgasmos, puedes preguntarlas a tu ginecóloga, porque ella es la persona más experta que te puede dar toda la información que necesitas.

Si quieres consultarnos algo, no dudes en entrar al consultorio online de la ginecóloga de Nosotras para que ella te pueda guiar con todas las preguntas que quieras resolver.

Déjanos tus comentarios

Comprar productos en Nosotras Online