Volver a

A medida que creces, tu cuerpo presenta muchísimos cambios que te pueden generar un millón de dudas. Así como tú, Nosotras también nos hemos hecho miles de preguntas sobre nuestro cuerpo y todo lo que pasa con él cuando llegamos a la adolescencia, y sabemos que la Zona V, es una de esas partes sobre la que más quisieras saber. Por eso, queremos contarte todo lo que hemos aprendido para que te conviertas en toda una experta.

¿Qué es la Zona V?

¡Es nuestra zona íntima! Y está conformada por varias partes que estamos seguras de que ya has escuchado en otras ocasiones, pero… ¿Sabes bien qué son? ¡Aquí te lo explicamos!

  1. Monte del pubis o de venus: ¡ya sabemos que el nombre es muy particular! ¿Te puedes imaginar dónde está ubicado? Es esa zona de nuestra vagina que cubre el hueso púbico y donde crece la gran mayoría de vello.

  2. Labios mayores y menores: son los encargados de proteger la uretra, el clítoris y la entrada de la vagina.

  3. Clítoris: ¡Es una de nuestras zonas más sensibles! Está ubicado justo donde comienzan los labios menores, tiene 8.000 terminaciones nerviosas por eso, es una de nuestras principales fuentes de placer.

  4. Uretra: es ese pequeño agujero, de allí sale nuestra orina.

  5. Abertura de la vagina: está ubicado justo debajo de la uretra, y es por donde nacen los bebés y sale la menstruación.

¿Cómo cuidarla?

La higiene de tu Zona V debe hacer parte de tu rutina diaria y, como todo, es importante que sigas algunos consejos que te ayudarán a cuidarla para prevenir infecciones, malos olores o posibles irritaciones. Aquí te compartimos unos tips súper sencillos que ¡deben hacer parte de tu día a día!

  1. ¡Lava tu Zona V con un jabón especial! Nosotras te súper recomendamos nuestro nuevo Jabón Íntimo Nosotras Agua de Rosas que contiene ácido láctico, y ayuda a mantener el pH balanceado.

  2. Limpia tu Zona V siempre de atrás hacia adelante, para evitar la transmisión de gérmenes o bacterias.

  3. ¡Elige ropa interior de algodón! Es lo máximo porque permite la transpiración y evita malos olores.

  4. Durante esos días, no olvides cambiar tus toallitas cada 3 horas. Si usas protectores diarios, recuerda llevar algunos contigo durante el día, para reemplazarlos.

  5. En planes de piscina o en unas vacaciones en el mar, evita quedarte con el vestido de baño mojado por horas, ¡para prevenir infecciones!

Qué es la Zona V? Cómo cuidarla?

Y… ¿qué hay de los mitos que existen sobre nuestra Zona V? ¡Te compartimos los más comunes!

  1. ¿Es malo depilar la Zona V? ¡Faaaalso! Aunque algunas veces puede ser incómodo porque genera irritaciones, no presentará ningún daño o enfermedad mayor en tu Zona V. Es decisión de cada una, si quiere hacerlo o no. ¡Elige con libertad y encuentra el método de depilación que más te guste! En nuestro artículo ‘Aprende todo sobre la depilación íntima’ te contamos todo lo que quieres saber sobre este tema.

  2. ¿Los malos olores pueden delatarnos durante esos días? ¡Faaaalso! Si cambias tu toalla higiénica con frecuencia y llevas una rutina de higiene adecuada, ¡esto no tiene por qué pasar!

  3. ¿Es recomendable no usar protectores diarios? ¡Súper falso! Los protectores te ayudarán a sentirte más fresca, libre de humedades y malos olores. Lo importante, es que no olvides cambiarlos cada 4 a 6 horas. ¡Resuelve todas tus dudas sobre los protectores aquí!

Aunque al principio todo puede sonar demasiado confuso, con el tiempo te irás dando cuenta que los cambios son solo algo pasajero, que es fácil acostumbrarse y que ¡no son tan malos como parecen! Sigue todos estos tips de higiene, prueba nuestros productos y elige los que más se adapten a tu personalidad y estilo de vida, ¡así te sentirás más cómoda y segura!

Déjanos tus comentarios