Volver a

Últimamente la gratitud ¡está de moda! Y estamos seguras que esta hermosa palabra llegó para quedarse. Ahora escuchamos por todas partes que para ser felices, tenemos que ser agradecidas, y esto es totalmente cierto, cuando agradecemos lo que tenemos, lo que soñamos y los errores, estamos cerrando las puertas a las quejas y al miedo, porque estamos aceptando y sacando el mayor provecho ¡de lo que el universo tiene para Nosotras!

Y como la gratitud está de moda, Nosotras entramos a esta súper tendencia, y lo haremos de una forma hermosa ¡agradeciendo por lo cotidiano! Así que si tuviéramos que escribir una carta a nuestro cuerpo, para agradecer todo lo que nos ayuda a lograr todos los días, sería algo así:

Carta!

Querido cuerpo,

Sabemos que en ocasiones dar gracias por las cosas que no son tan positivas, puede llegar a ser un poco difícil, y esto es porque nunca nos enseñaron a hacerlo, pero hoy queremos cambiar el chip, para que al dar gracias, el universo no tenga más remedio que darnos más cosas, por las que podamos seguir agradeciendo.

Para empezar, queremos agradecer por nuestras piernas, que son las que nos dan el impulso para caminar tras nuestros sueños, nos ayudan a correr por las cosas que amamos, nos motiva a movernos de un lado a otro, a bailar al ritmo de nuestra música favorita, y a mantenernos de pie ante las dificultades.

También queremos decirle ¡GRACIAS! a nuestras manos, que nos ayudan a materializar todas nuestras metas, a escribir mil historias, a acariciar a las personas que amamos, a sentir nuestro cuerpo, tomar fotos para tener los mejores recuerdos y para darnos la fuerza que necesitamos.

Ahora agradecemos por nuestro corazón, el que le da vida a nuestra vida, donde guardamos los recuerdos más especiales, donde el amor por las personas y la vida se desborda.

¡GRACIAS! Por todos y cada uno de nuestros órganos, ¡porque hacen un trabajo estupendo! ¡GRACIAS! Porque con nuestra boca podemos descubrir nuevos sabores y cantar las canciones que nos encantan. ¡GRACIAS! Porque con nuestros ojos podemos apreciar lo maravillosa que es la vida, lo linda que es la naturaleza, y lo hermosas que son las personas que amamos. ¡GRACIAS! Porque con nuestra nariz podemos disfrutar el olor de las flores, el característico olor del café en las mañanas y los croissants recién hechos. ¡GRACIAS! Porque con nuestros oídos podemos escuchar la voz de nuestros padres, el canto de los pajaritos, la música y todas las historias que los demás tienen para contarnos.

Gracias por permitirnos disfrutar la vida al máximo, encontrarle sentido a cada paso que damos y amar a los que tanto amamos. ¡GRACIAS! cuerpo por ayudarnos a lograr tanto, ¡todos los días!

Con amor, Nosotras.

Déjanos tus comentarios